Aterrizando

Sería fantástico que todas las Amas fuéramos amateurs, que todas dispusiéramos de unos estudios y unas mazmorras maravillosas en las que recibiros con un vestuario impresionante (que se renovaría solito por arte de magia), sería maravilloso no tener que pagar facturas, ni nada de nada.

Pero vivimos en el mundo real, donde las Dóminas somos mujeres reales, con necesidades básicas y con obligaciones tan mundanas como abonar el recibo de la luz, por ejemplo, en el que el tal Grey no es más que fantasía y la gran mayoría de los que prometen servirnos eternamente ni siquiera tienen el valor de acudir a una cita real. Y el que podría presentarse en persona espera que satisfagamos todas sus exigencias a cambio del supuesto placer que nos va a proporcionar (cáptese la ironía), placer limitadísimo porque claro, él no está dispuesto a, él jamás se prestaría a, él… él es tan listillo que lo quiere todo a cambio de su bendita eyaculación, que es lo único que finalmente entrega.

Si una Señora se dedica al BDSM de forma profesional, podría hasta parecer que está cometiendo un pecado imperdonable, cuando esa Dama lo que hace es vivir el BDSM a tiempo completo en su vida (y la manutención de un espacio, mobiliario, vestuario y herramientas no nace en los árboles). O parcial si así lo elige, que las Señoras deciden cómo desean que sea su vida, igual que otros deciden quedarse en las redes sociales buscando a la boba que los entretenga.

Nadie está obligado a pagar un tributo, pero tampoco las Señoras están obligadas a aguantar tu película. ¿No creéis que sería fantástico que todos nos respetáramos y que cada uno lo viva como le de la real gana?

Me da la risa cuando alguien dice que las Dominantes (amateurs o profesionales) tenemos de sobra donde elegir, pues no todos sois como los que he descrito, pero os aseguro que sí la mayoría.

En una entrevista de radio (y en este mismo blog), afirmaba que yo no me considero una profesional propiamente dicha, sin embargo, en esas vueltas que da la vida (y sin ocultar que sí he hecho alguna sesión profesional), no tengo absolutamente ningún problema en ser considerada como tal. Además, estoy listada en directorios profesionales. ¡Y no sólo no me avergüenzo de nada, sino que estoy encantada de formar parte de ese grupo de Mujeres con agallas para hacer de su vida lo que quieren! 😀

¿No deseas que haya un tributo de por medio? Estupendo, pero entonces… ¿por qué insistes? :)

(Visited 68 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en Ama Financiera, Blog FemDom, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, Estilo de vida FemDom, FemDom, fetichismo, Filosofía FemDom, moneyslaves, sadismo, sado psicológico, tabú y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Aterrizando

  1. El tributo?… si la Dama con quien quiere relacionarse el sumí, se define como Ama Financiera, pretender audiencia con Ella sin tributar, es negar la realidad y vivir en disneylandia.
    ¿Una Diosa terrenal puede NO ser Ama Financiera?… solo si dispone de una economia saneada producto de una herencia, o de su trabajo profeional o es propietaria de un sumí acaudalado.
    ¿Un Ama Financiera es una Domina Profesional?… No, son conductas independientes, aunque la gente tiende a asociarlas. Son 2 caminos que exigen valentia; reconocer publicamente que nos gusta el dinero esta mal visto en una sociedad hipocrita que clasifica a sus ciudadanos por el poder economico que poseen, supuestamente las Amas quieren el poder y en occidente el dinero te otroga un status superior. A todas las Dominas les atrae el poder financiero, pero no todas estan dispuestas a reconocerlo.
    Los sumís preferimos las Dominas amateur, de esta forma suponemos que no tendremos que tributar para conocerlas, identificamos invitarlas (cafe, comida, cine, etc.) como una norma educativa y con los regalos (flores, ropa, perfumes, etc.) pretendemos seducirlas. Esto no es un tributo?…
    Los sumí somos dependientes en el mundo FemDom y no debemos pretender influir sobre las decisiones de las libre-pensadoras Amas.
    Una Diosa-Diabla que decide aterrizar en la Dominación Profesional sabe las razones que la hacen tomar ese camino (crisis economica, gusto personal, evolución FemDom, etc.) demuestra ser valiente e independiente y por supuesto una forma de hacer evidente su fetichismo por el dinero y aceptable la sumision financiera por los gregarios de los convencionalismo sociales.
    Para mi una Diosa-Diabla es una Domina Financiera y un Ama fetichista del dinero puede ser una Domina amateur o profesional segun decida. Un macho debe ser un sumí financiero siempre en el FemDom, si quiere ligarse con la Dama que le atrae.
    magic_de_Cruel

  2. Roxandra Fox dijo:

    Disfruto de mi trabajo que todavía haría cada vez que yo me pudiera permitir hacerlo aunque no fue pagado. Sólo estás haciendo lo mismo – tomando su pasión por el BDSM y dominación al nivel superior donde usted puede ser pagado por hacer lo que harías cuando usted podría de todos modos. Sin embargo, así se llaman Dommes profesional que son meras actrices y no vivir el estilo de vida como lo haces. Estos Dommes simplemente realizar un acto para el cliente que desea pagar para que hagan con él lo que le llevará a un orgasmo – realizan esencialmente a la voluntad de los clientes. Desafortunadamente, tan pronto como una forma de vida domina como usted acepta los tributos se marca como profesional y se confunden con los que proporcionamos un servicio dominante. No proporciona un servicio mínimo, vives para su dominación. Tenemos que generar nueva terminología para separar estos pseudo-Dommes que van bajo el estandarte de ser profesional de la vida domina como tú que acepta los tributos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *