El moneyslave

moneyEs curioso lo desprestigiado que está el esclavo financiero. No digamos ya el Ama Financiera, a la que se compara con una trabajadora del sexo. Y, por cierto, aunque no viene al caso quiero dejar claro que las prostitutas cuentan con todo mi respeto; la labor que hacen es encomiable y de ‘vida fácil’ nada, que ellas se lo curran muy mucho.

Pero el tema de hoy no es ni prostitución ni Dominación Financiera, sino esclavitud financiera, en la que existen diferentes tipos de sometidos.

¿Un esclavo financiero, moneyslave o un blackmaild es menos sumiso que otro que no entregue nada más que su cuerpo un ratito o que se entregue cuando a él le vaya bien y el resto del tiempo monte teatrillos de entrega por las redes sociales?

Existe la falsa creencia de que un moneyslave paga por unos servicios y nada más lejos de la realidad. Lo que hace es cumplir las normas de su Ama y someterse hasta de un modo económico. Yo no actúo según lo que un esclavo me aporte, sino como deseo hacerlo en cada momento y el esclavo hará lo que le mande con el añadido de que ha de aportar dinero en efectivo además de prestarse a mis caprichos. Y tampoco atraigo con engaños ni persigo a nadie; el que viene a mi lo hace con conocimiento de causa y siendo consciente en todo momento de mis exigencias.

No entraré en la valía de una Dómina u otra porque para mi todas la tienen de algún modo, pero si comparamos los huevos que le echa alguien que se somete a un chantaje consensuado, por ejemplo, con un sumiso al que sólo ven online… lo siento, pero el primero demuestra y el segundo es una distracción pegajosa.

(Visited 60 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en Ama Financiera, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, Estilo de vida FemDom, FemDom, moneyslaves y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El moneyslave

  1. Yo creo que las Dominas profesionales si cobran por unos servicios que pretenden calmar una pulsión sexual, la del cliente sumiso, pero no por ello son prostitutas, pues no se ofrecen como tales, practican sexo cuando a ellas les apetece y no siempre cuando el cliente quiere.
    Al sumiso/esclavo financiero (moneyslave, blackmaild, etc.) lo que le impulsa es el deseo de satisfacer a su Domina/Dueña y seducirla con su entrega económica.
    El sumí sabe que solo alcanzara su satisfacción sexual, cuando la Dama quiera y por eso pretende predisponerla a su favor…
    Todos los machos utilizamos nuestra neurona para satisfacer nuestra libido, algunos entienden que con la palabra es suficiente y si lo consiguen, fenómeno; a otros les ha ido bien entregando su cuerpo; solo los auténticos sumís saben que su disfrute sexual depende de la satisfacción y bienestar de su Diosa.
    Un sumiso que aprende continuamente con sus entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *