Emoción

moneyNormalmente guardo la confidencialidad respecto a las identidades de mis esclavos, pero… (Siempre hay “peros”, ¿verdad?).

Bueno, sólo diré que hay dos cánidos que se están rifando el aparecer aquí, públicamente, para humillación y escarnio de quien desee dejar un comentario.

No es que hayan dejado de obedecer mis requerimientos, al menos todavía no, pero dejo constancia de un posible castigo/correctivo que no pasará desapercibido. Y no suelo avisar de mis intenciones, me encanta el factor sorpresa, pero sirva este artículo como advertencia a cualquier esclavo que pretenda eludir sus obligaciones.

Estoy segura de que más de uno, tras leer este artículo, temblará incluso antes de que mi advertencia sea un hecho. ¿Y qué mejor alimento para mi sadismo que ese maravilloso miedo a salir del armario a empujones?

No soy conocida como Dama Bondad precisamente, muchos podrían dar fe de mi severidad. Pero no adelantemos acontecimientos, lo que tenga que ser, será.

(Visited 64 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en castigo, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, FemDom, humillación, moneyslaves y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *