Emoción

En algo tienen razón mis haters, es cierto que soy una descarada: hago lo que me apetece y tengo la desvergüenza de disfrutarlo y contarlo sin tapujos.

Yo comprendo que para algunos una ignore line es algo que sobrepasa su capacidad de comprensión, igual que el blackmail o tantas otras cosas que a otros nos encantan. Pero así es la vida, un abanico de opciones donde elegimos nuestras preferidas.

Me han preguntado con extrañeza si de verdad alguien me llama a una línea de teléfono en la que ni siquiera contesto. Mi respuesta, por increíble que a algunos os parezca, es afirmativa. Claro que me llaman. Y algunos repiten porque no les han llegado los minutos que previamente habían concertado.

El que llama tiene sensaciones muy distintas, una mezcla de atracción/temor muy estimulante, con el aliciente de la posibilidad de poder escuchar mi voz o los sonidos que hay a mi alrededor, aunque a él lo ignore. O precisamente porque lo ignoro.

A unos los seduce el morbo de lo que puedan captar durante la llamada, a otros el puro placer de ser ignorados.

Parte de un correo que me llegó anoche:

“Fue un honor ser su cerdo ignorado unos minutos. Tuve la suerte de escucharla hablando con alguien que supongo que es uno de sus esclavos. Tiene una voz preciosa y autoritaria pero a la vez dulce y una risa muy contagiosa. Gracias por poner los medios para los que estamos lejos y no podemos servirla como se merece”

¿Qué puedo añadir? Aunque lo ignore también por correo, el placer también es mío 😉

(Visited 45 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en Ama Financiera, Blog FemDom, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, Estilo de vida FemDom, FemDom, fetichismo, Filosofía FemDom, moneyslaves, sadismo, sado psicológico y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *