Más ataques

00001Creo que soy una de las mujeres más criticadas en la subcultura BDSM. Por un lado están los que no admiten mi forma de vivir mi vida y por otro los que envidian mi capacidad de hacerlo. Y ya lo de que dé la cara lo llevan fatal, parece que para ser Ama Financiera he de esconderme y operar desde las sombras, en plan proscrita ladina cazando a los pobrecitos desesperados o algo así.

Hago saber que ninguna de mis propiedades ha llegado a mi con ninguna clase de desesperación, es más, muy al contrario alguno ha llegado bastante desencantado de todas sus experiencias anteriores y con cierta desconfianza derivada de ellas, pero conmigo se ha quedado, a mis pies. Digo yo que será por algo…

No pretendo hacer comparaciones, cada uno vive su vida como quiere (o como puede), pero yo estoy muy orgullosa de la mía. No sólo no me escondo sino que considero que no tengo por qué hacerlo.

Se me ha llamado de todo (casualmente siempre de forma anónima, jamás de frente). Muchos recurren al insulto cuando se dan cuenta de que tengo argumentos de sobra para rebatir lo que sea con lo que no esté de acuerdo, porque claro, ¿qué voy a saber yo si sólo soy Ama Financiera? jajaja

Aquí dejo mi saludo para todos, incluso para los valientes anónimos que tanto se entretienen saboreando bilis (allá cada cual con sus parafilias) 😉

(Visited 82 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en Ama Financiera, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, Estilo de vida FemDom, FemDom, moneyslaves y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Más ataques

  1. Soy un ser resistente a la frustración y esta actitud se ha puesto a prueba desde que salí del armario.
    Con falsas Damas, que pretendían ligar a un varón, aprovechándose de su inclinación sumisa, ser mantenidas sin apenas esfuerzo y sin considerar que significa ser Domina.
    Con Señoras que no les preocupa el feeling, solo conseguir un hombre, establecer una relación que no han sido capaces de obtener por su conducta poco atractiva o por su apariencia horrorosa.
    Con Diosas que con la coyuntura de uno de los dos impedía una relación estable y un futuro posible.

    Estoy orgulloso de ser propiedad de CruelDama, de haber transformado mi inclinación sumisa en una real esclavitud y sobretodo de como disfruto cada segundo que paso a los pies de mi Dueña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *