Misticismo en FemDom

41Existe en ciertos esclavos una tendencia al misticismo a la hora de magnificar al Ama (e incluso a su propia sumisión).

Asumo mi parte de responsabilidad en ello al potenciar yo misma la exigencia de adoración y obediencia sin cuestionamientos. Incluso disfruto del protocolo en las formas, el lenguaje, la deferencia y la humillación.

Pero de ahí a escuchar palabras almibaradas a todas horas hay un gran escalón.

Me gusta que me digan cosas bonitas como a cualquier mujer, pero me molestan los adornos grandilocuentes y los peloteos sin sentido.

Y ya la mística sumisil acaba por repugnarme.

No por ser empalagosos vais a agradarme más, porque podéis conseguir el efecto contrario.

Sé que soy difícil, pero no me buscáis para allanaros el camino ni para que os dé arrumacos. Mi afecto hay que ganárselo a base de demostrar día a día lo que realmente sois.

(Visited 83 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, Estilo de vida FemDom, FemDom, Filosofía FemDom y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Misticismo en FemDom

  1. Para mi el DomFem es una religión, similar a la católica o mahometana…, ellos creen en un Dios-Yave y nosotros en una Diosa-Diabla…, algunos de ellos son místicos o fundamentalistas para expresar su fe y es lógico, puesto que somos hominidos sociales, como ellos, que entre nosotros haya también sumisos que necesiten expresar sus emociones desde la devoción mas extrema.
    El misticismo personal puede llevar a la idolatría fantasmagórica cuando no descubrimos a nuestra Diosa-Diabla, los sumis solemos ser onanistas compulsivos y pasamos parte de nuestra vida soñando con una Dama fantástica… a la que idealizamos y que difícilmente encontramos.
    El creyente debe ser realista, asumir que las Dominas son personas independientes a las que los sumis debemos adaptarnos si sentimos feeling por Ellas.
    Cada Diosa-Diabla es distinta y si un lenguaje almibarado las molesta, seguir utilizándolo es de una torpeza infinita… ¿podremos alcanzar nuestro objetivo con esa Señora a la que tratamos de forma inadecuada?.

    Un sumí, que a veces se siente místico, que ha identificado a su Diosa-Diabla y que intenta siempre adaptarse a los gustos de su Dueña: CruelDama

  2. mística de Cruel dijo:

    Con el nombre que tengo, que me lo puso la mismísima Cruel Dama, cómo no escribir algo en este post. Pero no voy a utilizar mis torpes palabras. Me serviré de las de otra gran Mujer, la gran mística española Teresa de Jesús (aunque os confieso por lo bajito que voy a cambiar algunas expresiones)
    Vivo sin vivir en mí,
    y tan alta vida espero,
    que sufro porque no sufro.
    Vivo ya fuera de mí,
    después que sufrí por Ella;
    porque vivo en Ella,
    que me quiso para sí:
    cuando el corazón le di
    puso en él este letrero:
    sufre cuando no sufras por Mí.

    Vuestra soy, para Vos nací,
    ¿ qué mandáis hacer de mí ?
    Vuestra soy, pues me criastes,
    vuestra, pues suyo es mi redimir,
    vuestra, pues que me llamastes,
    vuestra, pues de Usted es mi sufrir,
    vuestra porque me esperastes,
    vuestra, pues no me perdí:
    ¿ qué mandáis hacer de mí ?
    ¿Qué mandáis, pues, buena Señora,
    que haga tan vil criada ?
    ¿ Cuál oficio le habéis dado
    a este esclava pecadora ?
    Veisme aquí, mi dulce Amor,
    amor dulce, veisme aquí:
    ¿ qué mandáis hacer de mí ?

  3. Tekeonte dijo:

    Una opinión inteligente. No es sólo que se empalague a la dómina en cuestión, sino que la grandilocuencia y fanfarria del discurso del supuesto sumiso, suele ser inversamente proporcional a la seriedad con que se toma estas cosas. Cuanta más elaboración y palabrería haya en las palabras con que alaba a la dómina, más claro queda que la cosa para éñ es ta sólo un juego que só lo qued aen eso: palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *