Ropa interior

En alguna ocasión he usado mi ropa interior para jugar con alguno de mis esclavos en público, poniéndola en su mano al volver a la mesa del restaurante tras una breve visita al baño, o en su boca para que la saboreara mientras yo cenaba y que se fuera preparando para una gran sesión (o teniendo que volver a su casa solo con el consiguiente dolor de testículos, dependiendo de mi capricho).

La práctica de burusera (así es como se llama este tipo de fetichismo, es decir, compra/venta de ropa interior usada) es muy habitual en Japón, donde existen incluso tiendas físicas dedicadas a este tipo de fetiche. Existe la variante de namasera, en la que la vendedora lleva su prenda puesta hasta el lugar donde ha citado al comprador y allí se la entrega.

Hoy en día, para alegría de este tipo de fetichistas, hay páginas web muy completas donde se pueden adquirir todo tipo de artículos usados por mujeres e incluso fluidos corporales, uñas, cabellos…

He recibido unas cuantas propuestas para adquirir mis braguitas, pero nunca me he decidido, ¿quién sabe? tal vez no me han tentado lo suficiente 😀

(Visited 77 times, 1 visits today)

Tal vez también te interese

Esta entrada fue publicada en Blog FemDom, CruelDama, Dominación Femenina, Dominación financiera, esclavos, Estilo de vida FemDom, FemDom, fetichismo, Filosofía FemDom, moneyslaves, sadismo, sado psicológico y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *